1)      Introducción

2)      Celebración de la Admisión

3)      Celebración de la Promesa/Compromiso

4)      Celebración de las Elecciones del Consejo

5)      Oración de la Juventud Franciscana

 

 

INTRODUCCIÓN

 

Este documento es de naturaleza normativa. Al mismo tiempo ha de estar abierto a adaptaciones legítimas de diferentes culturas.

 

       I.            La naturaleza del compromiso personal y formal hecho ante Dios y la Fraternidad de la Juventud Franciscana

  1. La Juventud Franciscana es la comunión de todas las fraternidades locales existentes de la JUFRA alrededor del mundo. Es una parte integrante de la Familia Franciscana, que vive la experiencia de vida cristiana a la luz del mensajes de San Francisco de Asís y profundiza su camino vocacional en el ámbito de la Orden Franciscana Seglar. (cf. Conclusiones de la 1ª Asamblea Internacional de la Juventud Franciscana – Introducción; cf. CC.GG. art. 96,2)
  2. Los miembros de la JUFRA, ya sea individualmente o en grupo, consideran la Regla de la OFS como documento de inspiración para el crecimiento de su vocación cristiana y franciscana. Después de un adecuado período de formación de al menos de un año, el candidato confirma esta opción con un compromiso personal ante Dios y en presencia de los hermanos. (cf. GG.CC. art. 96,3)

 

  1. Las celebraciones que acompañan al camino de vocación en la Juventud Franciscana

 

  1. Los jóvenes en la JUFRA profundizan su propio camino de vocación a la luz del mensaje de San Francisco. Tras un período de conocimiento inicial de la fraternidad, se incorporan a la vida de la fraternidad con la Celebración de la Admisión. Posteriormente, confirman su camino de vocación en JUFRA con la Celebración de la Promesa/Compromiso. (cf. JuFra: Camino de Vocación Franciscana, n. 19; 21; 22)
  2. La acogida, en ambas celebraciones, corresponde al presidente de la fraternidad local a la que se incorpora o con la que se compromete el joven. En el caso de que ningún hermano de la fraternidad local haya realizado su promesa, como en el caso de una fraternidad emergente, la acogida corresponderá al presidente del nivel superior o, en su defecto, al Ministro de la Fraternidad local OFS o su delegado. Durante las celebraciones mencionadas con anterioridad, el papel y la presencia del asistente espiritual son medios para garantizar la fidelidad al carisma franciscano, la comunión con la Iglesia y la unión con la Familia Franciscana. (cf. JuFra: Camino de Vocación Franciscana, n. 21, 28; Conclusiones de la 1ª Asamblea Internacional de la Juventud Franciscana).

 

 

  1. Celebración de la Admisión en la fraternidad de la Juventud Franciscana

 

  1. El tiempo de admisión en la JUFRA es un período de búsqueda, de toma de primeros contactos, de acercamiento, de acogida, que termina con la decisión de iniciar el período de formación. (Modelo de Estatutos Nacionales, art. 24)
  2. La Celebración de Admisión en la fraternidad de JUFRA precede al período de formación para la Promesa/Compromiso. La celebración deberá ser modesta y sencilla. Se aconseja que antes que se realice esta celebración, el joven franciscano haya recibido ya el sacramento de la confirmación. (cf. Conclusiones de la 1ª Asamblea Internacional de la Juventud Franciscana)
  3. La celebración será llevada a cabo durante una oración propia de la fraternidad y no durante la misa. Tras la celebración, se podrán entregar al joven el Evangelio y otros documentos de la JUFRA. (cf. Conclusiones de la 1ª Asamblea Internacional de la Juventud Franciscana)

 

  1. Celebración de la Promesa/Compromiso

 

  1. Tras al menos un año de formación, los candidatos pueden confirmar su decisión con una promesa personal hecha ante Dios y en presencia de sus hermanos. Compete al Consejo local de la JUFRA admitir a los candidatos a la Promesa/Compromiso, y mediante este Celebración, el joven se incorpora plenamente a su Fraternidad. Cada año, el joven que haya realizado su Promesa/Compromiso deberá llevar a cabo una renovación de la misma, como se define en los Estatutos Nacionales. (cf. JuFra: Camino de Vocación Franciscana, n. 21; Modelo de Estatutos Nacionales, art. 27-28; Conclusiones de la 1ª Asamblea Internacional de la Juventud Franciscana)
  2. Antes de la celebración de la Promesa/Compromiso, por la que se entra a la fraternidad de la JUFRA, el candidato deberá participar en un retiro espiritual preparado para tal fin. (cf. Conclusiones de la 1ª Asamblea Internacional de la Juventud Franciscana)
  3. Cuando sea posible, la promesa/compromiso en la JUFRA deberá hacerse durante una celebración eucarística y ha de estar abierta a toda la comunidad. Se entregará la Tau al joven Franciscano, posiblemente diseñada de un modo especial. (cf. Modelo de Estatutos Nacionales, art. 28; Conclusiones de la 1ª Asamblea Internacional de la Juventud Franciscana)
  4. La celebración de la Promesa/Compromiso en la fraternidad de JUFRA incluye:

a)      La renovación del Bautismo

b)      La aceptación personal y pública de vivir el evangelio en fraternidad según el ejemplo de San Francisco.

c)      Aceptación de la Regla de la OFS como documento de inspiración.

(cf. JuFra: Camino de Vocación Franciscana, n. 6; 21)

  1. Los miembros de la Fraternidad Local de la OFS, si existe una, han de ser invitados a la Celebración de la Promesa/Compromiso, ya que la OFS es considerada como particularmente responsable de la JUFRA, debiendo estar dispuesta a compartir con ella su experiencia de vida evangélica.

 


CELEBRACIÓN DE ADMISIÓN

EN LA JUVENTUD FRANCISCANA

 

 

APERTURA

 

La celebración comienza con una canción apropiada, la señal de la cruz y algunas palabras de bienvenida del asistente que preside y ejercita el papel de celebrante o, si no es un clérigo, de líder de la oración.

El Presidente de la fraternidad o su delegado explica el significado de la Celebración y alienta a participar, con estas palabras u otras parecidas:

 

Presidente o delegado

El Señor nos ha llamado a vivir en fraternidad la forma de vida Evangélica que le mostró a Francisco de Asís. Él nos reúne hoy aquí para recibir a aquellos que, movidos por el Espíritu Santo, han pedido ser admitidos en la Juventud Franciscana y desean comenzar su período de formación, el cual culminará con su Promesa/Compromiso.

Invoquemos la presencia del Espíritu Santo para que nos ayude a dar testimonio a nuestros hermanos y hermanas de una auténtica vida cristiana y franciscana.

 

Celebrante o líder de la oración

Oremos. Dios nuestro Señor. Tú que nos mandaste a tu hijo Jesucristo para que sea para nosotros el camino, la verdad y la vida, concede a estos jóvenes, que piden ser admitidos en la Juventud Franciscana, que escuchen atentamente las palabras del evangelio y las observen plenamente como hizo San Francisco. Te lo pedimos por Cristo nuestro Señor.

 

Todos: Amén.

 

 

LECTURA BREVE

 

Se puede elegir una lectura adecuada.

 

1)      Rom 6,3-11 – “Vivamos una vida nueva.

2)      Mc 1,12-15 – “Convertíos y creed en la Buena Nueva”

3)      Ecles 11,7-10; 12,1 – “Acuérdate de tu Creador en tus días dejuventud ”

4)      Jer 1,4-10 – “No digas que eres muy joven, tu irás donde yo te mande y harás lo que yo te ordene.”

 

El celebrante o líder de la oración puede hacer una breve reflexión espiritual

 

 

CELEBRACIÓN DE ADMISION

 

 

Los candidatos expresan su deseo de ingresar a la Juventud Franciscana. El presidente de la fraternidad, o su delegado, recibe su petición con estas palabras u otras parecidas:

 

Presidente o delegado

Aquellos que piden ser admitidos en la fraternidad acercaros por favor, a saber: N. N.

 

Los candidatos se levantan y contestan uno por uno:

 

Candidato

¡Aquí estoy!

 

Entonces, los candidatos responden todos juntos:

 

Candidatos

Hermanos y hermanas, nosotros aquí presentes os pedimos entrar en esta fraternidad de Juventud Franciscana, para que podamos vivir más intensa y fielmente la gracia y entrega de nuestro bautismo siguiendo a Jesucristo, de acuerdo con las enseñanzas y el ejemplo de San Francisco de Asís. Queremos ser oyentes perseverantes y atentos de la Palabra de Dios; perseverantes en oración personal y en comunidad. Queremos gozar del amor de Dios en el Sacramento de la Reconciliación y la Eucaristía.

Que María, la Madre de Jesús y Madre nuestra, encomiende a Señor nuestros deseos y oraciones.

 

Presidente o delegado

Con alegría en nuestros corazones, esta fraternidad se complace en aceptar vuestra petición y os da la bienvenida para que comencéis vuestra etapa de formación.

 

Celebrante o líder de la oración

La Iglesia y la Familia Franciscana, especialmente la OFS, reconoce y se alegra con vuestras sinceras intenciones. Que el Señor os de paz y perseverancia en esta decisión.

 

Todos: Amén. Demos gracias a Dios.

 

Celebrante o líder de la oración

Demos gracias a Dios por estos hermanos y hermanas rezando todos juntos la oración que Dios nos enseñó: Padre nuestro, que estás en el cielo

 

Al final de la celebración se puede rezar la oración de la Juventud Franciscana. La celebración termina con la bendición de San Francisco y una canción adecuada.

Si el momento es adecuado, el presidente puede entregar a cada miembro los símbolos característicos (el Evangelio y otros documentos de JUFRA).

 


CELEBRACIÓN DE PROMESA/COMPROMISO

EN LA JUVENTUD FRANCISCANA

 

A ser posible, la Promesa/Compromiso de los miembros de JUFRA, debería celebrarse durante la celebración de la Eucaristía. Tras la lectura del Evangelio, el presidente de la fraternidad o su delegado, invita a aquellos que van a hacer una promesa a presentarse y expresar públicamente sus intenciones.

 

Presidente de la fraternidad o su delegado

Aquellos que quieran hacer (renovar) su promesa/compromiso de vivir el Evangelio en la fraternidad de la Juventud Franciscana acercaros.

 

El presidente o su delegado lee los nombres de los candidatos.

Los candidatos, una vez que sus nombres han sido leídos, se levantan y expresan que están preparados contestando:

 

Candidato

¡Aquí estoy!

 

Delegado del grupo de los candidatos

Somos un grupo de jóvenes que queremos compartir la experiencia de vida Cristiana en la fraternidad de la Juventud Franciscana (por un año) y responder así al amor de Jesucristo. Queremos ser una comunidad de fe, con el Evangelio como guía, la Eucaristía como centro, la Iglesia como Madre y los pobres y humildes como hermanos y hermanas.

 

Todos: Amén.

 

Homilía

El Celebrante dice la homilía a partir de las lecturas de la Misa a aquellos presentes. Tras la homilía, el celebrante invita a los presentes a rezar.

 

Celebrante

Queridos hermanos y hermanas, todos anheláis un mundo mejor donde reinen el amor y la alegría. Pero a menudo no hay suficientes trabajadores para construir este mundo mejor. “La mies es mucha pero los obreros pocos”, dice el Señor. Por eso, demos gracias a Dios por este grupo de jóvenes que, en comunión con la Familia Franciscana, están dispuestos a dar su valiosa contribución para llegar a esa meta. Recemos para que Dios en su bondad os ayude a ser testigos del amor y la alegría del Evangelio en nuestro mundo.

 

Tras un momento de silencio el celebrante reza en estas palabras o parecidas:

 

Dios, Padre bueno, fuente de alegría y fortaleza para el débil, guarda a estos jóvenes que inspirados por el ejemplo de San Francisco, están ofreciendo su juventud para construir un mundo mejor. Dales la gracia de ser fuertes y generosos. Por Jesucristo nuestro Señor.

 

Todos: Amén.

 

Entonces sigue el acto de la promesa/compromiso. Puede ser expresada individualmente o por un candidato en nombre de todos (si se trata de un grupo grande de jóvenes).

Puesto que sólo hay una fórmula, se ha de tener cuidado de evitar confusión entre los que renuevan su promesa y los que la hacen por vez primera.

 

 

Promesa/Compromiso

Yo, N.N., por la gracia de Dios, renuevo mis promesas bautismales y me encomiendo al servicio del Reino de Dios, siguiendo el ejemplo de San Francisco de Asís e inspirándome en la Regla de la Orden Franciscana Seglar. Así pues, prometo (renuevo mi promesa de) vivir el Evangelio de Jesucristo en la fraternidad de la Juventud Franciscana (durante este año) siguiendo su forma de vida. Prometo responder a todas las llamadas del bien, cobrar fuerzas de la Eucaristía, reconocer en el pobre y el humilde el rostro del Cristo sufriente, así como buscar y realizar la voluntad de Dios. Que la intercesión de la Virgen María y nuestro seráfico padre San Francisco me ayuden en este camino. Amén.

 

Celebrante

¡Que Dios confirme vuestra decisión y bendiga vuestra juventud! ¡En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo! Amén.

 

Todos: Amén.

 

Cuando todo haya terminado, los jóvenes que se han comprometido se acercan a recibir los símbolos característicos (la Tau, que representa la pertenencia a la Familia Franciscana, el Nuevo testamento o la Regla de la OFS como documento de inspiración…) mientras se canta un himno. La firma del documento se hará después de la celebración de la Eucaristía.

La celebración de la Promesa/Compromiso puede concluir con la oración de la Juventud Franciscana. La misa continúa en la Oración de los Fieles.


CELEBRACIÓN DE LA ASAMBLEA ELECTIVA

DE LA FRATERNIDAD

EN LA JUVENTUD FRANCISCANA

 

 

La celebración de la Asamblea Electiva empieza con un himno adecuado y la señal de la cruz, seguida de una invocación al Espíritu Santo.

 

Asistente Espiritual

En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.

 

Todos: Amén.

 

El que preside las elecciones anima con estas palabras u otras parecidas:

 

Presidente del capítulo

Queridos hermanos y hermanas, el Señor nos llama hoy a ser responsables: a elegir a algunos de nuestros hermanos y hermanas que, en nombre de Dios, guiarán, animarán y coordinarán a esta fraternidad de Juventud Franciscana. Invoquemos al Espíritu Santo para que nos guíe.

 

Himno al Espíritu Santo u otro canto adecuado.

 

Ven, Espíritu Creador

 

Ven, Espíritu Creador,

visita las mentes de tus fieles;

llena de la gracia divina

los corazones que tú has creado.

 

Tú, llamado el Consolador,

Don del Dios Altísimo;

Fuente viva, Fuego, Caridad

y espiritual Unción.

 

Tú, con tus siete dones,

eres Fuerza de la diestra de Dios.

Tú, el prometido por el Padre.

Tú pones en nuestros labios tu Palabra.

 

Enciende tu luz en nuestras mentes,

infunde tu amor en nuestros corazones,

y, a la debilidad de nuestra carne,

vigorízala con redoblada fuerza.

 

Al enemigo ahuyéntalo lejos,

danos la paz cuanto antes;

yendo tú delante como guía,

sortearemos los peligros.

 

Que por ti conozcamos al Padre,

conozcamos igualmente al Hijo

y en ti, Espíritu de ambos,

creamos en todo tiempo.

 

Gloria al Padre por siempre,

gloria al Hijo, resucitado

de entre los muertos, y al

Paráclito por los siglos y siglos.

 

Amén.

 

LECTURA BREVE

 

Se escoge una breve lectura de las Sagradas Escrituras o de los escritos de San Francisco.

 

1)      Col 3:9-17 – “Revestíos de tierna compasión, bondad, humildad, mansedumbre y paciencia… Y sobre todas estas cosas, vestíos de amor, que es el vínculo de la unidad.”

2)      Mt 5:1-12 – “Dichosos los pobres de espíritu, los gentiles y los misericordiosos”

3)      Mt 11:20-30 – Escondiste estas cosas de los sabios y de los entendidos, y las revelaste a los niños.

4)      Lc 10:1-9 – Id; he aquí yo os envío.”

5)      Lc 1:26-38 – “Aquí tienes a la sierva del Señor, que el haga conmigo lo que me has dicho.”

6)      Jn 13:1-15 – “Pues si yo, el Señor y Maestro, he lavado vuestros pies, vosotros también debéis lavar los pies los unos A los otros.”

7)      Escritos de San Francisco: La Exhortación de los hermanos y hermanas de la penitencia

8)      Escritos de San Francisco: Carta a los fieles

9)      Escritos de San Francisco: Regla no bulada de 1221, capítulos 22 y 23

 

El asistente espiritual se dirige a los presentes con palabras de aliento.

 

Presidente del capítulo

Y ahora, tras la invocación al Espíritu Santo y la lectura que hemos escuchado, tendréis que elegir, sin interés personal, a aquellos que actuarán en beneficio de esta fraternidad. ¿Prometéis votar en conciencia y con libertad plena, por el beneficio de la fraternidad?

 

Todos: Sí, lo prometemos.

 

El proceso de elección continúa con la elección del presidente, vice-presidente y los miembros del Consejo, tal y como se define en el reglamento de las elecciones.

 

 

PROCLAMACIÓN DE LOS MIEMBROS ELECTOS

 

Los nuevos miembros electos se acercan al presidente del capítulo y al asistente espiritual. Tras una proclamación oficial del resultado de las elecciones, el presidente pide su aceptación.

 

Presidente del capítulo

¿Aceptas el servicio que la fraternidad te ha encomendado mediante el proceso de elección y por voluntad de Dios?

 

Miembro elegido

Sí, acepto.

 

Presidente del capítulo

Que el Señor te dé su gracia para poder servir humildemente a esta fraternidad con los servicios que se te han encomendado.

 

Todos: Amén.

 

El asistente espiritual dice esta oración:

 

Asistente espiritual

Señor del Cielo y de la Tierra,

que invitas a tu pueblo a colaborar en tu plan de salvación,

haciéndolo artífice de Tú Reino

–un  Reino basado en el amor, la paz y el don de sí mismo al prójimo–,

bendice a estos hermanos y hermanas

elegidos para el servicio de consejeros y servidores de esta fraternidad.

 

Haz que rebosen de tu Espíritu para que puedan

penetrar en la verdad de tu Palabra,

conducir a sus hermanos en el camino de perfección,

animar cuando aparezca la indiferencia,

alentar en los momentos de incertidumbre,

y ser, en todo momento y circunstancia, heraldos de Tu Reino.

 

Les diste el ejemplo de nuestro seráfico padre San Francisco,

dales ahora la fuerza necesaria para que sigan siendo como él,

sencillos y bondadosos, pobres y generosos,

testigos alegres y espirituales,

portadores de la paz y el bien por donde vayan.

 

Te lo pedimos por la intercesión de

la bienaventurada Virgen María y su hijo Jesucristo

que vive y reina por los siglos de los siglos.

 

Todos: Amén.

 

La celebración termina con la Oración de la Juventud Franciscana, seguida por la bendición del seráfico padre San Francisco y un canto adecuado.

 


ORACIÓN DE LA JUVENTUD FRANCISCANA

 

 

Señor Jesucristo,

Tú que eres la luz y alegría de nuestras vidas,

humildemente te pedimos que nos concedas

tu Espíritu de pobreza para que nos proteja del mal;

concédenos tu Espíritu de humildad y sencillez

para que nos libere de ser esclavos de nosotros mismos;

 

Danos sabiduría y una comprensión generosa de la cruz

para que te amemos sólo a Ti, y contigo y en ti,

amemos a toda la creación, a todas las personas y cosas.

 

Ante todo, Señor, danos corazones y cuerpos puros

para que podamos sembrar alegría donde quiera que vayamos,

buscar el bien y oponernos al mal;

para que ayudemos a nuestros hermanos y hermanas, en los que estás presente,

a hacer el bien cada día y estar más cerca de Ti.

 

Mira, oh Señor, a nuestros corazones y almas,

que están dispuestos a responder a todas tus llamadas;

danos tu gozo para que seamos alegres heraldos de Tu Reino.

 

Esto es lo que te pedimos, Señor,

unidos a tu madre y nuestra madre, la bienaventurada Virgen María,

y a nuestro seráfico padre,

a quien hemos escogido como guía para nuestro camino.

 

¡Amén!

 

1.     Introducción

2.     Notas específicas de la Juventud Franciscana

3.     ¿Qué es Jufra?

4.     Camino vocacional

5.     Relación Jufra - OFS

6.     Asistencia espiritual

7.     Forma y contenido de la formación

8.     Organización de la Jufra

9.     Otros grupos juveniles franciscanos

 

 

 

1. Introducción

 

A quienes se dirige el documento

1. Este documento se dirige a todos los responsables de las Fraternidades de JUFRA: Consejo de la Fraternidad de la JUFRA, responsable de la formación, animador fraterno OFS y el asistente espiritual.

 

Objetivos del documento

2. Se intenta clarificar en líneas generales la identidad de la JUFRA; dar pistas orientadoras y sugerencias en la animación y formación de la JUFRA; unificar criterios para el trabajo de animación con JUFRA.

 

Que no es el documento

3. Sin embargo, no se trata de dar normas nuevas, sino de subrayar lo que ya está recogido en las Constituciones generales de la OFS (en los Artículos 96 y 97) y en las Conclusiones de los Capítulos Generales, de forma particular en el de México en 1993 y en el de Roma de 2002. Tampoco se pretende uniformar a todos los grupos de JUFRA, sino caminar desde la unidad dentro de la diversidad.

 

2. Notas específicas de la JUFRA

 

4.      En el campo de la pastoral juvenil encontramos jóvenes atraídos por San Francisco, que quieren profundizar en su vocación cristiana y franciscana. A estos jóvenes les debemos proponer las opciones de la forma de vida de la Juventud Franciscana y de la OFS, respetando las exigencias del mundo juvenil con sus crisis, problemas e interrogantes.

 

5.      Algunos elementos esenciales de su camino vocacional son:

-- sentirse llamado por el Espíritu Santo para hacer en fraternidad la experiencia de vida cristiana;

-- descubrimiento progresivo de San Francisco, de su proyecto de vida y de sus valores;

-- presencia eclesial y social, como condición para realizar experiencias concretas de apostolado.

 

6.      La Juventud Franciscana, en el sentido de las Constituciones Generales de la OFS, se distingue de los demás grupos de jóvenes franciscanos por:

-- la aceptación de la Regla de la Orden Franciscana Seglar como documento inspiracional;

-- el compromiso personal y formal, hecho ante Dios y la Fraternidad, de vivir tal inspiración;

-- la pertenencia a la Familia Franciscana como parte integrante de la OFS;

-- el acompañamiento y animación por parte de los franciscanos seglares;

-- una estructura organizativa y métodos de formación específicos para un camino vocacional que normalmente, aunque no necesariamente, conduzca a la OFS;

-- los Estatutos nacionales propios, aprobados por el Consejo Nacional de la OFS o, en su defecto, por la Presidencia del CIOFS, que regulan las condiciones de pertenencia a la Juventud Franciscana.

 

 

3. ¿Que es JUFRA?

 

a. Notas espirituales

 

7.      La Juventud Franciscana (JUFRA)... está formada por aquellos jóvenes... (Const. 96,2).

La JUFRA está formada por jóvenes, es decir que es una etapa temporal de la vida, limitada a la juventud, que se inicia en el momento de entrar en la adolescencia y que termina al llegar la madurez personal.

 

8. ...que se sienten llamados por el Espíritu Santo... profundizando la propia vocación... (Const. 96,2).

La JUFRA es un camino vocacional, que presupone una llamada inicial que se desarrolla hacia una opción de vida. Al ser una llamada, implica por parte del joven su propia respuesta, que se confirma con un compromiso personal ante Dios y en presencia de los hermanos.

 

9. ... a hacer en Fraternidad su experiencia de vida cristiana... (Const. 96,2).

La JUFRA es una experiencia de Fraternidad, es decir una comunidad de jóvenes creyentes, hijos del mismo Padre, que comparten su fe desde la base del amor. Esta fraternidad se sitúa en el seno de la comunidad eclesial en la cual vive y actúa.

 

10. ... a la luz del mensaje de San Francisco de Asís, profundizando la propia vocación en el ámbito de la Orden Franciscana Seglar (Const. 96,2).

La JUFRA camina a la luz del mensaje de San Francisco de Asís, es decir que descubre y asume progresivamente este proyecto de vida y sus valores. Pertenece a la Familia franciscana como parte integrante de la OFS y considera la Regla de la OFS como documento de inspiración. Pide a los competentes Superiores religiosos la asistencia espiritual y a los responsables seglares la animación fraterna

 

b. Notas organizativas

11. La JUFRA tiene su organización específica... (Const. 96,5).

La JUFRA está organizada según sus propios criterios, que pueden ser determinados en sus Estatutos particulares. Tiene sus propias fraternidades y responsables a los distintos niveles y cuenta con una asistencia espiritual y una animación fraterna específica.

 

12. ... y métodos de formación y pedagógicos adecuados a las necesidades del mundo juvenil... (Const. 96,5).

La JUFRA se adapta a las necesidades del mundo juvenil en sus métodos y en el contenido de su formación. Esta formación estará encaminada a que el joven madure su opción vocacional y entre plenamente en el mundo en el que vive.

 

13. ... según las realidades existentes en los diversos países (Const. 96,5).

La JUFRA está presente en muchos países y constituye una realidad muy variada que no se puede uniformar. La situación socio-cultural define la realidad de ser joven, las responsabilidades que los jóvenes pueden asumir y sus posibilidades de formación y de acción.

 

c. Relación JUFRA - OFS

 

14. La Juventud Franciscana (JUFRA), de la cual la OFS se siente particularmente responsable... (Const. 96,2).

La JUFRA constituye un compromiso particular de la OFS como parte de su propia pastoral juvenil y promoción vocacional. Por eso debe dar un acompañamiento al joven, ayudándole en la maduración de su vocación así como su introducción en la vida de la Fraternidad.

 

15. Los miembros de la JUFRA consideran la Regla de la OFS como documento de inspiración... (Const. 96,3).

La JUFRA acepta la Regla de la OFS como documento de inspiración para el crecimiento de la propia vocación cristiana y franciscana, ya sea individualmente como en grupo. Las relaciones entre la JUFRA y la OFS deben estar impregnadas de un espíritu de comunión vital recíproca. Por eso el camino vocacional de la JUFRA conduce normalmente, aunque no necesariamente, a la OFS.

 

16. La JUFRA, como componente de la Familia Franciscana... (Const. 96,6).

La JUFRA pertenece a la Familia Franciscana como parte integrante de la OFS, y por consecuencia está acompañada y animada por los franciscanos seglares. Además sus responsables en el nivel internacional, y al menos 2 miembros del Consejo Nacional sean jóvenes franciscanos seglares profesos (Cf. Const. 97,3).

 

17. Un representante de la JUFRA… forma parte del Consejo de la OFS… (Const. 97,4).

En todos los niveles de la fraternidad de la OFS haya un miembro de la JUFRA designado por su propio Consejo que formará parte del Consejo de la OFS. El representante de JUFRA tiene voto en el Consejo de la OFS sólo si es franciscano seglar profeso. De la misma forma, también un miembro de la OFS designado por su propio Consejo, forma parte del Consejo JUFRA del mismo nivel.

 

18. Los representantes de la JUFRA en el Consejo Internacional de la OFS son elegidos según los Estatutos internacionales… (Const. 97,5).

El Estatuto internacional de la OFS define el número de los representantes de la JUFRA en el Consejo Internacional, las fraternidades representadas y sus competencias.

 

 

4. Camino vocacional

 

19. Los jóvenes en la JUFRA profundizan su propia vocación a la luz del mensaje de San Francisco mediante un itinerario de formación progresiva. El discernimiento vocacional será el enfoque central durante todo este camino.

 

El camino vocacional normalmente se articula en los siguientes momentos:

 

a. Iniciación

 

20. Es el período de búsqueda, toma de contacto, acercamiento y acogida que termina con la decisión de iniciar la formación para la promesa en la JUFRA.

Para el joven es el primer momento dentro de la JUFRA, donde se pregunta qué significa la fraternidad para él y que puede aportar él al grupo Por su parte, la JUFRA le informa acerca del ideal, exigencias, método y estilo que la caracteriza.

La duración dependerá de la situación personal de cada candidato y de la Fraternidad JUFRA. Si se cree oportuno, los Estatutos nacionales de la JUFRA pueden determinar la duración de este período (por ej. entre tres y seis meses), teniendo en cuenta la situación de aquellos que provienen de otros grupos franciscanos (pre-Jufra...).

La edad mínima para acercarse a la JUFRA también dependerá del desarrollo personal del joven y su situación cultural, pero hay que tener presente que la JUFRA es para jóvenes y no para niños. Si se cree oportuno, los Estatutos nacionales de la JUFRA determinarán la edad mínima de la entrada en la misma, (por ej. entre 14 y 17 años).

 

b. Formación para la promesa en la JUFRA

 

21. Es el período de formación e integración plena en la vida de la Fraternidad. Al término de este período confirman su opción con la promesa personal ante Dios y en presencia de los hermanos. Para el joven es el momento de conocer y vivir el evangelio según el ejemplo de San Francisco en el seno de la propia fraternidad. Se requiere siempre voluntad y fidelidad para confrontar la propia vida con el Evangelio, para adquirir progresivamente los valores franciscanos, vividos desde un espíritu de entrega y de servicio hacia los demás. Por su parte la Fraternidad JUFRA le acompaña en el camino de búsqueda y crecimiento espiritual. Los Estatutos nacionales de la JUFRA pueden establecer la duración mínima de este período, que no será inferior a un año (ni más de dos). Si se cree oportuno, pueden también fijar la duración máxima de esta formación para la promesa en la JUFRA.

Compete al Consejo local de la JUFRA admitir a los candidatos a la promesa según las modalidades establecidas en su Estatuto nacional.

 

c. Profundizar la propia llamada

 

22. Es el período de verificación de la llamada en el cual el joven adquiere y profundiza los valores que configuran la espiritualidad franciscana seglar y su misión en la Iglesia y en la sociedad. Para el joven es el momento de descubrir y de traducir a la vida cotidiana la inspiración de la Regla de la OFS, para verificar su verdadera vocación de vida y su respuesta a la llamada de Dios. Lleva consigo vivencias de comunión y participación con los hermanos dentro de la Familia Franciscana y experiencias de misión y de servicio en la Iglesia y en la sociedad. Por su parte la Fraternidad ayuda al joven a clarificar y discernir la vocación que mejor responda a sus capacidades e inquietudes.

Este período es temporal y no podrá alargarse indefinidamente por el hecho de que el periodo de tomar opciones, la fase del discernimiento, es solo una etapa en la vida de cada uno. Los Estatutos nacionales de la JUFRA determinarán el final de esta etapa, según la situación cultural y social de su país y que en ningún caso podrá superar la edad de 30 años.

 

 

5. Relaciones JUFRA - OFS

 

a. Paso a la OFS

 

23. Los miembros de la JUFRA que deseen emitir la Profesión en la OFS aténganse a cuanto está previsto en la Regla, las Constituciones y el Ritual de la OFS (Const. 96,4).

El camino vocacional de la JUFRA conduce normalmente, aunque no necesariamente, a la OFS. Por eso, la formación franciscana recibida en la JUFRA por un joven que quiere pasar a la OFS, se puede considerar válida como período de iniciación en la OFS. El período de formación inicial en la OFS se debe desarrollar bajo la responsabilidad del Consejo de la Fraternidad OFS a la cual quiere pertenecer, en conformidad con lo establecido en la Regla y las Constituciones de la OFS. En el caso de que haya un grupo de jóvenes de la JUFRA que desean pasar juntos a la formación inicial, podrán formar un grupo propio, a discreción y bajo la guía del Consejo de la fraternidad OFS a la que quieren acceder.

 

b. Pertenencia simultanea JUFRA-OFS

 

24. Por la continuidad del camino vocacional de la JUFRA hacia la OFS, la profesión en la OFS no excluye necesariamente al joven de su fraternidad JUFRA.

El joven, que por la profesión en la OFS, hace de la Regla de la OFS su proyecto de vida, puede continuar su camino junto con sus hermanos de la JUFRA.

Diferentes razones pueden recomendar que el joven sea simultáneamente miembro activo en ambas Fraternidades: su Fraternidad JUFRA y su Fraternidad OFS. Puede darse que la Fraternidad JUFRA necesite la aportación del joven profeso para la animación de los demás jóvenes, sea como responsable en la Fraternidad JUFRA sea como simple miembro activo de la misma. En todo caso es preciso que el joven profeso participe activamente en las dos Fraternidades, aún cuando sus actividades, de acuerdo con el Consejo de la OFS, se refieran con preferencia a la JUFRA.

c. Animación de la JUFRA

 

25. La OFS buscará los medios más oportunos para promover la vitalidad y la difusión de la JUFRA; estará al lado de los jóvenes para alentarlos y les proporcionará los medios que puedan ayudarles a progresar en su camino de crecimiento humano y espiritual (Const. 97,1).

 

26. Estos medios variarán según las situaciones; sin embargo, uno de los medios más importantes será siempre el contacto vivo con la Fraternidad de la OFS. Por esto, las Fraternidades locales deben crear espacios de acogida a los jóvenes, sea en la dinámica de las reuniones, sea confiando a los jóvenes tareas específicas en la Fraternidad. Es igualmente importante que las reuniones de la Fraternidad OFS sean flexibles en su organización, usando creativamente las posibilidades de formar grupos especiales en la Fraternidad bajo la guía del Consejo de la Fraternidad.

 

27. Otro medio indispensable es el acompañamiento directo de los jóvenes por miembros idóneos de la OFS. Las Constituciones de la OFS prevén una animación fraterna a la JUFRA y la presencia de un representante de la OFS en los Consejos de la JUFRA a todos los niveles. Normalmente, aunque no necesariamente, este representante de la OFS en el Consejo de la JUFRA será también el Animador fraterno de la JUFRA.

 

 

6. Asistencia espiritual

 

28. Igualmente indispensable es la asistencia espiritual de la JUFRA por parte de la Primera Orden y de la TOR (Const. 96,6).  La JUFRA como componente de la Familia Franciscana, necesita la asistencia espiritual para garantizar su fidelidad al carisma franciscano, su comunión con la Iglesia y su unión con la Familia Franciscana (Cf. Const. 85,2). El nombramiento de los asistentes espirituales de la JUFRA corresponde a los Superiores Mayores Franciscanos competentes, en analogía con lo establecido en los Estatutos para la Asistencia pastoral y espiritual a la OFS (Estat. Asist. 5,2 11,2).  En cuanto sea posible, el servicio de asistencia espiritual a la JUFRA y a la OFS sea ofrecido por la misma persona.

 

29. A veces los jóvenes prefieren determinados asistentes porque sintonizan mejor en la onda de sus problemas. Sin embargo, esta facilidad natural de un asistente puede constituir también una tentación muy sutil de liderazgo, de apropiarse el poder para sí mismo y dominar a los jóvenes. Por eso Francisco exhorta frecuentemente a la desapropiación de todo y a estar "sujeto a toda humana criatura por Dios". Todo bien que el Señor obra a través de los hermanos asistentes no debe ser retenido, sino puesto al servicio humilde de los jóvenes.

 

 

7. Forma y contenido de la formación

 

30. La JUFRA tiene... sus métodos de formación y pedagógicos adecuados a las necesidades del mundo juvenil... ( Const. 96,5).

Para ser adecuados a las necesidades del mundo juvenil, los métodos de formación deben ser flexibles en su forma y en su contenido. El mundo juvenil en todos los países cambia continuamente y se desarrolla muy rápido. Por otro lado es necesario conservar la propia identidad y no dejarse llevar por los avatares de la moda.

 

31. ... según las realidades existentes en los diversos países ( Const. 96,5).

Las realidades existentes en los diversos países presentan también un factor de diversidad en las formas y en los contenidos de la formación. Sin embargo, esta diversidad no debe anular la unidad básica de los criterios de la formación. Para llegar a sus objetivos, la formación debe atender a las dimensiones humana, cristiana y franciscana.

 

 

8. Organización de la JUFRA

 

a. La Fraternidad local

 

32. La Fraternidad local es la célula constitutiva de la JUFRA y el ámbito donde se encuentran los jóvenes para hacer su experiencia de vida cristiana a la luz del mensaje de San Francisco de Asís. La Fraternidad se reúne frecuentemente, (por Ej. cada semana), para vivir juntos su relación con Dios y con sus hermanos. Es preciso que las reuniones integren momentos de oración y de formación con elementos de acción y recreativos. Las reuniones se organicen en modo que favorezcan la inserción de la Fraternidad JUFRA en la Familia Franciscana y en la Iglesia local.

 

33. El reconocimiento de la Fraternidad local JUFRA corresponde al Consejo JUFRA del nivel superior en colaboración con el Consejo local OFS, a saber los dos Consejos con los cuales la nueva Fraternidad JUFRA estará en relación (Cf. Const. 46,1). En ausencia de estructuras de la JUFRA proveen los Consejos interesados de la OFS. Sea informado el Superior religioso competente al cual se deberá pedir la asistencia espiritual.

 

34. La Fraternidad local es animada y guiada por un Consejo de al menos tres miembros, elegidos, por un tiempo limitado, entre y por los miembros de la misma que han hecho la promesa en la JUFRA. Además son miembros del Consejo el representante de la OFS y el asistente espiritual. Compete al Consejo local JUFRA admitir a los iniciados a la formación para la promesa en la JUFRA y, terminada la formación, a la promesa mismo.

 

b. La Fraternidad regional

 

35. Si se cree oportuno, los Estatutos nacionales de la JUFRA pueden determinar que haya Fraternidades regionales de la JUFRA en el país y como se establecen. En este caso, los mismos Estatutos determinen también la composición y las competencias del Capítulo y del Consejo regional.

 

c. La Fraternidad nacional

 

36. La Fraternidad nacional de la JUFRA es la unión de todas las Fraternidades locales JUFRA en el ámbito de la correspondiente Fraternidad nacional de la OFS. El reconocimiento oficial de nuevas Fraternidades nacionales de la JUFRA compete al Consejo Nacional de la OFS o, en su defecto, a la Presidencia del CIOFS.

La Fraternidad nacional de la JUFRA puede darse Estatutos propios, que deben ser aprobados por el Consejo Nacional de la OFS o, en su defecto, por la Presidencia del CIOFS.

 

 

9. Otros grupos juveniles franciscanos

 

Grupos de niños y adolescentes

 

37. Desde hace mucho tiempo existen en el ámbito de la Familia franciscana grupos de adolescentes o de niños, llamados Cordígeros, Niños Franciscanos (Nifra), Florecillas, Heraldos, Juglares, Micro-JUFRA, Mini-JUFRA, Pre-JUFRA, etc. Muchos de estos grupos son animados por jóvenes de la JUFRA y por Franciscanos, seglares y religiosos. A veces resulta más fácil establecer y animar grupos de niños, en mayoría hijos de franciscanos seglares, que grupos de adolescentes o de jóvenes.

 

38. La vida de estos grupos estará muy ligada a la Fraternidad local de la JUFRA y de la OFS y su desarrollo depende mucho de la presencia de animadores idóneos. Todavía es importante que los Consejos nacionales de la OFS y de la JUFRA, en colaboración con religiosos y religiosas interesados coordinen éste servicio de animación y faciliten materiales didácticos en apoyo de estos grupos.

 

Subcategorías

CROACIA 2014 - The Latest Reports

croatia 2014 smallRead the daily reports from Second YouFra International Assembly.

logo 2016 banner

Lecturas diarias

Bible
Lee todos los días la poderosa Palabra de Dios para ti.