Orden Franciscana Seglar

Ordo Franciscanus Sæcularis

  • Register

OFS_logo

PRESIDENCIA DEL CONSEJO INTERNACIONAL DE LA OFS
PROYECTO DE FORMACIÓN PERMANENTE
DOSSIER MENSUAL
MARZO 2012 – AÑO 3 – No. 27

 

EVANGELIZADOS PARA EVANGELIZAR


(DOC) 

por Fr. Fernando Ventura, OFMCap

Dossier preparado por el Equipo de Formación Permanente del CIOFS

Ewald Kreuzer, OFS, Coordinador

Fr. Amando Trujillo Cano, TOR / Doug Clorey, OFS

¿CUÁL ES LA RELIGIÓN DE DIOS?

Este dossier continua con la exposición de  Fr. Fernando Ventura, OFM Cap., realizada durante el Capitulo General del 2011 en Sao Paolo, Brasil.  En su texto, Fr. Fernando comienza haciendo algunas preguntas provocativas acerca de nuestra noción de Dios y de la religión.  El nos recuerda que el desafío del Evangelio es la construcción de una “casa común”, de un lugar donde finalmente “el Amor pueda ser amado”.  El concluye que sólo podemos tener una relación con Dios cuando tengamos una relación con los otros, y que debemos partir de pasar de ser gente de religión a ser gente de fe.

¿Cuál es la religión de Dios? ¿Cuál es la religión de Dios? ¿En quién cree Dios? ¿Tenemos acaso un Dios que es ateo?

Tenemos a un Dios quien cree en nosotros.  Yo soy la religión de Dios.  Nosotros somos la religión de Dios.  Esto es un golpe en el estómago, pero sin embargo, no lo tenemos claro.  Los católicos tenemos la idea loca que Dios es católico. Los protestantes, que Dios es protestante. Los musulmanes que Dios es musulmán. Los judíos que Dios es judío. Y por esta razón nos hemos estado matando unos a otros durante siglos. Por esto es que todas las religiones tienen sus manos manchadas con sangre… ¡sin excepción!

Una casa común

El desafío del Evangelio es este, el desafío de Francisco es este: una casa común.  Un lugar donde finalmente el “Amor pueda ser amado”. Sin miedo de las palabras,  sin miedo a las emociones. Porque a veces esta casa se convierte en la casa de la suegra.  Se convierte en una casa “enferma” porque estamos todos “hartos” los unos de los otros. ¡Y no hay quien nos aguante!

Darnos cuenta de nuestro lugar en el universo: la tercera roca después del sol. Mercurio, Venus, Tierra, un punto en el universo. Un grano de arena. Pero estamos y tenemos nuestro lugar, y tenemos que cambiar este trozo de tierra donde nos toca vivir.  Y nos corresponde tocar y descubrir que el nuevo nombre de la ecología puede que sea “solidaridad”, y el nuevo nombre de la ética, puede ser “fraternidad”. 

Una frase puede cambiar muchas vidas. ¿Cuál es la frase que puede cambiar muchas vidas? ¿Podría ser, ¡Te amo!!? Parece fácil y no lo es absolutamente. Porque un poco de azúcar puede cambiarlo todo.  Vivimos muchas veces como Narciso que vive enamorado de su ser solitario, de sí mismo. Tanta gente en el mundo… enamorados de nosotros mismos: Con nuestras religiones, con nuestras filosofías, con nuestras neurosis.

"Problema" en nuestras fraternidades

Continuamos buscando el paraíso, pero escondidos.  Continuamos teniendo “problemas” en nuestras fraternidades, comiéndonos unos a otros; y  en nuestras comunidades hacemos lo mismo, y les llamamos “fraternidad”.  Estamos enamorados de nosotros mismos: solterones y solteronas de la historia. Y no nos damos cuenta de algo, tan sencillo: este Dios que en el Horeb delante de Moisés, se presenta como YAVEH, YO SOY.    Lo que dice Dios a Moisés: “yo soy aquél que es siendo”.  Aquí es importante ver la gramática, pero sobre todo tenemos que tocar la vida, y la vida de relación al límite.  Dios te dice, yo necesito de ti para ser…. Porque aquí el verbo ser es transitivo.  Aquí está la conversión de Dios hacia nosotros.  Aquí está la profundidad de descubrir ese YO SOY.  De descubrir donde esta nuestro pecado, que es tan ORIGINAL, que no es original para nada.  Porque yo soy el que dice delante del hermano, YO SOY, y tú, ¡¡a la porra!!  Es que tenemos una manía desgraciada de que podemos pecar contra Dios.  ¡¡Vanidosos!! Tú pecas contra tu hermano.  Y si no lo entiendes, no entiendes que sólo puedes tener una relación con Dios cuando se tiene una relación con los demás. Todo lo demás es religión vacía, es tontería histérica, de gente histérica, que vive agachada con miedo delante de Dios, pero vive como gallo en gallinero, delante de los demás. Y desafortunadamente, estamos llenos de gente como esta en nuestras comunidades.

Estado civil de Dios

Vamos a reflexionar sobre las “primeras palabras de la Biblia”…En el principio Dios creó los cielos y la tierra; la tierra estaba vacía, las tinieblas cubrían el abismo, y el Espíritu de Dios “aleteaba” sobre la superficie de las aguas.  Este es el inicio.  Así empieza la aventura.

¿Cuál crees tú que es el estado civil del Espíritu en génesis?  Está solo. Él está soltero.  Este es la primera frase de la Biblia.  Vamos a dar un salto. Vamos a aterrizar en el último libro de la Biblia, casi, la última frase del  Apocalipsis 22, 17. “El Espíritu y la esposa dicen ven”.  Estado civil: “casado”.  Un Dios soltero en Génesis,  termina casado en el Apocalipsis.  ¿Y casado con quién? ¡Con toda la creación!

¿Cuál es lo opuesto a “poligamia”? ¡Monotonía! No tenemos un Dios monótono, sino un Dios polígamo.  Un Dios que está casado con la creación. Con todos los pueblos, con todas las culturas, religiones, filosofías… y si no entendemos esto, no entendemos nada. Seguiremos siendo sectarios.  Seguiremos siendo talibanes de la religión, por muy católica que sea y por muchas bendiciones que tenga.  Ese es el tiempo de pasar de ser gente de religión, a ser gente de FE.

Este es un salto.  Sólo Francisco lo ha dado hasta ahora. Nosotros seguimos con miedo de pensar.  Seguimos con miedo de tener dudas. Seguimos con miedo de hacer preguntas. Seguimos con miedo de perder el equilibrio.  Y es por eso que no caminamos.  No caminamos, porque tenemos miedo de perder el equilibrio. Porque el caminar, supone desequilibrio.  Sólo podemos avanzar, si nos equilibramos sobre una pierna y sobre la otra.  Desequilibro es la condición para avanzar.  No desequilibrio de tonterías. Sino el desequilibrio del que hablaba Pablo de Tarso cuando dijo “yo sé en quién puse mi confianza”.  Esta es la condición para que pueda avanzar la historia.

Un paraíso futuro

Y mientras nos movemos hacia delante,  podemos volver a soñar en este lugar de gracia, de libertad y amor.  Yo quiero usar esta palabra: “saudade”...  De Génesis, tenemos que añorar, el pasado, o desear el futuro. El Paraíso como está en la Biblia no existió nunca. No se trata de llorar un paraíso perdido, se trata de llorar y gritar un paraíso futuro.  Para eso estamos aquí, no para chupar nuestras lágrimas, sino para secar las lágrimas de los demás. Este es el milagro que el mundo espera.

No hace mucho tiempo la gente corría detrás de las imágenes de las vírgenes que lloraban sangre.  ¡Y gritando al milagro! ¡Bandas de histéricos e histéricas! No nos damos cuenta que el milagro de nuestro tiempo, no son las imágenes de plástico que lloran cola, sino los hermanos y hermanas  nuestras que dejen de llorar.

Este  resultado, no es más que la muerte… ¿y la muerte entre quién? Caín y Abel… Aquí está la escena bíblica para explicar todo el mal en el mundo.  A partir de las palabras, a partir de los nombres.  Caín en su raíz hebrea, significa “adquirido”, el que todo lo tiene, el que todo lo es.  Abel de la raíz ABAL es el que no es nada… el que no existe.  Fijaos, quien mata a quien.  El que se cree todo poderoso mata al que es nada. Y fijaos en el discurso. Dos preguntas hace Dios en la Biblia “¿Adán adonde estás? (Cap.3 Génesis), y la que la que hace a Caín,” ¿Que has hecho con tu hermano?  Y este le contesta, ¡yo no soy shomer de mi hermano!  Shomer no es sólo el responsable.  Es el que tiene y cuida no por obligación sino por una relación de amor con alguien.  Esta es la causa, de todo el mal en el mundo.  Que nadie se siente shomer de su hermano. Que nadie se siente en una intimidad vital con nadie.  Por eso somos solterones y solteronas. (¡!)

PREGUNTAS PARA LA REFLEXION Y DISCUSIÓN EN FRATERNIDAD:

1. Ludwig Feuerbach (1804-1872), un filósofo alemán, señala que Dios es “la proyección externa de la naturaleza interior de la humanidad”  ¿Qué piensas sobre esta declaración cuando te das cuenta que la gente está discutiendo o incluso peleando acerca de la “correcta” imagen de Dios?

2. ¿Estás de acuerdo que podamos tener una relación con Dios solamente cuando tenemos una relación con los demás?

3. ¿Cuáles son las consecuencias (especialmente para los franciscanos seglares) de un Dios que está “casado” con la creación, con todas las culturas, religiones, filosofías….?