Orden Franciscana Seglar

Ordo Franciscanus Sæcularis

  • Register

DOC


Kelly Moltzen (OFS EEUU) asistió a la conferencia Laudato Si Generation (Generación Laudato Si) en Nairobi (Kenia) los días 15 y 16 de julio de 2019 y tuvo la oportunidad de reunirse con los miembros de la oficina franciscana del JPIC (Oficina General de Justicia, Paz e Integridad de la Creación) en África. A continuación, hay un resumen de las experiencias que ha compartido con nosotros.

(foto: European Union/ECHO)

Conferencia Generación Laudato Si


La conferencia se llevó a cabo por el cuarto aniversario del Laudato Si y fue organizada por la Red de Juventud Católica por la Sostenibilidad del Medioambiente en África (CYNESA por sus siglas en inglés) durante su quinto aniversario, junto con el Dicasterio del Vaticano para el Desarrollo Humano Integral, ONU Medioambiente (que se encuentra en Nairobi) y WWF África. La Alianza Católica para el Clima (Catholic Climate Covenant) y Partnerships for Change (Asociaciones por el Cambio) dieron apoyo a la conferencia. Así mismo, la misión de la Santa Sede en Nairobi, liderada por el Nuncio Apostólico, fue una valiosa colaboradora. La conferencia se centró en cuatro temas: el papel de las creencias y las religiones en el cuidado de la casa común, el de la juventud, el de las comunidades indígenas y el de África. Algunas de las lecciones que me llevo fueron conocer el esfuerzo que WWF ha puesto en New Deal for Nature and People (Nuevo Acuerdo para la Naturaleza y las Personas) con el objetivo, que los jefes de estado deberán adoptar en los siguientes 18 meses, de reducir a la mitad el impacto de la producción y el consumo antes de 2030; las iniciativas la Gran Muralla Verde (y la película homónima a estrenar) y Laudato Tree (el Árbol de Laudato), apoyadas por Don Mullan y la Sociedad de las Misiones Africanas de Irlanda; y la iniciativa Faith for Earth (Fe para la Tierra) de la ONU Medioambiente que planea empezar un fórum de la juventud.

El gobierno irlandés proveyó de 1.2 millones de euros a la Convención de la Lucha contra la Desertificación de la ONU para apoyar la investigación sobre los requerimientos para llegar a crear la Gran Muralla Verde: qué tipo de diálogos de paz entre las tribus se necesitan para que toda una comunidad en particular acepte la iniciativa, que resultará en la creación de puestos de trabajo y sustento para mucha gente del territorio de Sahel. De forma similar, Latinoamérica se beneficiaría de poner en marcha algo parecido para cortar de raíz la violencia y la crisis de inmigración que azota las Américas. También está la Iniciativa Interreligiosa para Salvaguardar las Selvas Tropicales, un esfuerzo gemelo a REPAM (que trabaja en el Amazonas) llamado REPAC y trabajando en la cuenca del Congo. Por el 50 aniversario del Día de la Tierra, en 2020, al Vaticano le gustaría englobar a 50 diócesis, 50 colegios, 50 universidades, 50 hospitales, 50 bancos, 50 ciudades y 50 granjas para liderar con el ejemplo y comprometerse a cumplir las prácticas del Laudato Si. Algunos capítulos nacionales de CYNESA también están haciendo un trabajo esperanzador. El capítulo de Ruanda plantó 6000 árboles en dos parroquias y dos colegios con la ayuda de 1400 estudiantes de primaria de colegios católicos y, en el futuro, quiere trabajar en la conservación y la protección de la vida salvaje para la juventud, plantar 100.000 árboles frutales antes de 2022, imprimir libritos de Laudato Si en las lenguas locales y organizar talleres sobre el Laudato Si.

Problemas a considerar:


El acceso a la tierra, especialmente por los indígenas, supone un serio problema
Cuando los activistas alzan la voz y retan a los gobiernos, se ponen en peligro. Varios de los asistentes a la conferencia han sido amenazados por su activismo. La mayoría de los países africanos no tienen un asiento en el consejo de seguridad de la ONU. En estos momentos, Kenia está presionando para obtener un asiento en el consejo y, si lo consigue, se centraría en los temas del cambio climático y desarrollo sostenible.
La contaminación del aire es un gran problema, especialmente en Nairobi. Allí, el combustible es altamente tóxico y no está regulado: “La contaminación y la baja calidad del aire están matando a más africanos que el sida.” El comité medioambiental de la ONU ha pedido que se pare la circulación de combustible sucio al África Occidental y ha escrito sobre cómo el desuso de los autobuses contribuye a la contaminación del aire.
CYNESA está formado por muchos jóvenes que están acabando la universidad y están buscando relacionarse para encontrar oportunidades potenciales de trabajo. Hay muchos jóvenes cualificados que necesitan oportunidades de trabajo ecológico. Sin embargo, el analfabetismo es todavía del 46% en África.
La juventud necesita ser muy espabilada si quiere ser partícipe del diálogo con el sector empresarial a través de la ONU. Por una parte, le quieren decir a las empresas: “Sabemos lo que estáis haciendo. Estamos formando a nuestra juventud para que luche contra ello.” Por otra parte, algunos empresarios africanos están destruyendo el medioambiente, pero es posible que no sean conscientes del impacto de sus acciones y necesiten ser sensibilizados. La comunidad empresarial provee de estadísticas sobre empleo dadas por sus industrias como, por ejemplo, la industria del plástico; pero los defensores del medioambiente no están tan bien organizados en cuanto se refiere a tener estadísticas preparadas sobre la potencial creación de un trabajo ecológico.

JPIC Franciscans Africa


La comisión franciscana de la Oficina General de Justicia, Paz e Integridad de la Creación en África (JPIC FA por sus siglas en inglés) está haciendo un gran trabajo promoviendo un enfoque basado en los derechos para la presión política y la defensa, la construcción de la paz y la resolución de conflictos, construyendo sobre la formación que recibieron de Franciscans International para involucrar a la gente desde un nivel de base. Sus esfuerzos se cimientan en la sensibilización sobre la importancia de encontrar soluciones ecológicas y un entendimiento profundo de la necesidad del acceso a la tierra, especialmente por parte de los pueblos indígenas. Han luchado con éxito para que la barriada de Mukuru, en Nairobi, sea reconocida como un Área de planificación especial por el gobierno keniata, lo que significa que recibirá su atención. Uno de los voluntarios centrales del JPIC FA, Steeven Kezamutima, es miembro de JuFra (Juventud Franciscana), es parte del grupo Prophet’s Voice (la Voz del Profeta) que se ha hecho muy popular entre los activistas de su país natal, Burundi, para disgusto del gobierno burundés; y se está sacando su máster en Justicia y Paz en la Universidad Católica de África Oriental (CUEA por sus siglas en inglés), dónde ha creado una fraternidad de JuFra. Desde su comienzo en 2014, han organizado cada año un fórum de juventud interconfesional por la Paz y el Medioambiente en CUEA. Este año se celebrará los días 20 y 21 de septiembre e incluirá la participación en la huelga climática global de los Viernes para el Futuro (Friday for Future) que empezó Greta Thunberg, así como la participación en el Día Internacional por la Paz. Steeven tiene la esperanza de que esto conecte con otras iniciativas de la Generación Laudato Si alrededor del mundo. También ha creado un documental sobre fray John Kaiser, un cura americano que sirvió en Kenia durante décadas y que fue asesinado por alzarse contra los abusos de los derechos humanos, y se ha asociado con los frailes capuchinos para rodar varios episodios para la televisión capuchina (Capuchin TV) como “Earth in 2050” (La Tierra en 2050), “The Green Talent Show” (El Espectáculo de Talento Ecológico) y “Birthday Tree Planting” (Plantar un árbol de cumpleaños).

JPIC FA solía recibir fondos de Misean Cara de Irlanda. Sin embargo, debido a que actualmente no hay misioneros irlandeses en su región, Misean Cara no ha renovado su aportación. La hermana Mary Frances, directora del JPIC FA, tiene permiso de su congregación para realizar el trabajo de JPIC FA, pero no puede también contribuir en su comunidad. Steeven se graduará en CUEA antes de un año y, aunque quiere continuar su trabajo con JPIC FA, necesitará encontrar un trabajo. Tengo esperanzas de que esfuerzos como los suyos puedan ser financiados en Nairobi, así como, que encontremos la manera de que otros lo sean también y poder llevar este trabajo a otros lugares como los Estados Unidos. La hermana Mary Frances ya ha compartido conmigo gran cantidad de documentos: informes de su trabajo en los últimos años. Estaría encantada de compartirlos con cualquiera que estuviera interesado en ayudarme a plantear cómo apoyar sus esfuerzos.

¿Y ahora qué?


La conferencia Laudato Si y el gran trabajo de la JPIC FA da ejemplos de cómo conectar mejor los elementos de la JPIC, la formación, la juventud y jóvenes adultos, y las relaciones ecuménicas e interconfesionales. Espero que estas historias de África nos inspiren para encontrar nuevas maneras de integrar mejor estos esfuerzos, para formar y animar a más jóvenes y a todo el mundo para que trabajen en las cuestiones del JPIC de manera conjunta, a través de la colaboración y la construcción de las relaciones ecuménicas e interconfesionales.

CYNESA está trabajando en un informe de la conferencia e indudablemente seguirá en contacto, tanto con el Dicasterio del Vaticano para el desarrollo integral humano como con ONU Medioambiente. De hecho, el Vaticano quiere llevar a cabo conferencias del Laudato Si en diferentes regiones de África con la visión de que África lidere y que otras regiones del mundo le sigan. Estaré encantada de continuar compartiendo lo que aprendí en la conferencia y mi experiencia en Kenia, mi primer viaje a África, donde tuve el privilegio de conocer a gente de todo el continente, especialmente del este y el sur de África, así como de otras partes del mundo (Samoa, Filipinas, India, Ecuador y Alemania).