Orden Franciscana Seglar

Ordo Franciscanus Sæcularis

  • Register

K O I N Ō N I A

                                                                                  ...caminando juntos                    

 

CONFERENCIA DE LOS ASISTENTES ESPIRITUALES GENERALES OFS-JUFRA

2015 – 3        Año 22   n. 87

DOCPDF

IMPORTANCIA DE LA FAMILIA PARA LA OFS Y LA JUFRA

LOS DESAFÍOS PASTORALES DE LA FAMILIA

EN EL CONTEXTO DE LA EVANGELIZACIÓN

Fr. Amando Trujillo Cano, TORFr. Martín Bitzer , OFMConvAma

 

Introducción

El título del presente artículo, «Los desafíos pastorales de la familia en el contexto de la evangelización», está tomado del tema abordado durante la III Asamblea General Extraordinaria del Sínodo de los Obispos[1], celebrada en el Vaticano del 5 al 19 de octubre de 2014. El mismo título fue retomado tanto por el “Instrumentum laboris” de dicha Asamblea como por el Documento final, elaborado por los Padres sinodales y denominado “Relatio Synodi”', y que posteriormente fue entregado al Papa Francisco. La importancia de estas conclusiones radica en que recogieron la reflexión de los Padres sinodales y sirvieron de base, junto con las observaciones provenientes de las diversas conferencias episcopales del mundo, para la preparación de la XIV Asamblea General Ordinaria (4-25 de octubre de 2015), que tuvo por objeto: “La vocación y la misión de la familia en la Iglesia y en el mundo contemporáneo”.

Este artículo pretende ser una presentación general y sintética de dicho documento conclusivo, la “Relatio Synodi[2], que está dividida en tres partes principales (cf. n. 4), enmarcadas por una Introducción y las Conclusiones.

Desde el inicio, el tono del documento es claramente pastoral, pues se dirige “a todas las familias del mundo con sus alegrías, fatigas y esperanzas” (n. 1) y expresa su aprecio, agradecimiento y el aliento de toda la iglesia y del Sínodo a aquellas familias que viven con generosa fidelidad su vocación y misión, aún en medio de grandes dificultades. El documento recuerda que “la familia es una auténtica escuela de humanidad”, aun en las circunstancias actuales de crisis generalizada, en las que la Iglesia desea “anunciar sin descanso y con profunda convicción el ‘Evangelio de la familia’” (n. 2). La Relatio retoma la invitación que el Papa Francisco hiciera al Sínodo de los Obispos de vivir la colegialidad episcopal como un camino de discernimiento espiritual y pastoral que busca “escuchar tanto los signos de Dios como los de la historia de los hombres, y vivir la consiguiente doble y única fidelidad a ambos” (n. 3).

Primera Parte – La escucha: el contexto y los desafíos de la familia

Esta sección inicia con una mirada al contexto sociocultural de la familia actual “en toda su complejidad, en sus luces y sombras” (n. 5). Desde la fidelidad a las enseñanzas de Cristo se advierte que “el cambio antropológico-cultural hoy influye en todos los aspectos de la vida y requiere un enfoque analítico y diversificado”. Se mencionan entonces dos aspectos positivos que se perciben en algunos lugares: “la mayor libertad de expresión y el reconocimiento más amplio de los derechos de la mujer y de los niños”. Posteriormente se enumera una serie de desafíos (cf. n. 5-6): el individualismo exasperado, la crisis de la fe, la soledad, la sensación general de impotencia frente a la realidad socioeconómica, la creciente pobreza y precariedad laboral, una fiscalidad demasiado alta, el desinterés de las instituciones hacia la familia, etc.

Se citan además desafíos particulares existentes en determinados contextos (cf. n. 7-8): la poligamia, el “matrimonio por etapas”, los matrimonios combinados, los matrimonios mixtos y de disparidad de culto (los cuales también representan una “buena posibilidad para favorecer el espíritu ecuménico y el diálogo”), la convivencia que precede al matrimonio o que no está orientada a éste, la legislación civil que compromete el matrimonio y la familia, la secularización, niños que nacen fuera del matrimonio y crecen con uno solo de los padres o en un contexto familiar ampliado o reconstituido, el número creciente de divorcios, la ausencia frecuente de los padres, la discriminación de la mujer y la penalización de la maternidad, la violencia contra la mujer, incluida la mutilación genital, la explotación sexual de la infancia, el deterioro familiar en sociedades que sufren de violencia, guerra, terrorismo y crimen organizado, los niños de la calle y las migraciones.

El documento señala además que actualmente muchas personas manifiestan “una mayor necesidad de cuidar la propia persona, de conocerse interiormente, de vivir mejor en sintonía con las propias emociones y los propios sentimientos, de buscar relaciones afectivas de calidad” (n. 9). En este contexto, la Iglesia tiene el desafío de “ayudar a los esposos a una maduración de la dimensión emocional y al desarrollo afectivo promoviendo el diálogo, la virtud y la confianza en el amor misericordioso de Dios. El pleno compromiso que se requiere en el matrimonio cristiano puede ser un fuerte antídoto a la tentación de un individualismo egoísta” (n. 9).

También se advierten varios desafíos en el ámbito de la afectividad (cf. n. 10): tendencias culturales que propugnan por una afectividad sin límites; una afectividad narcisista, inestable y cambiante; la difusión de la pornografía y la comercialización del cuerpo; la prostitución forzada, el sentimiento de inseguridad e indecisión de parte de los cónyuges y su falta de crecimiento en la vida emocional y sexual; las separaciones y los divorcios; el descenso demográfico que pone en riesgo el futuro generacional, el bienestar económico y la esperanza; el avance de las biotecnologías, etc.

Este contexto representa un desafío para la pastoral de la Iglesia que se siente llamada a “decir una palabra de verdad y de esperanza”. Los Padres sinodales señalan la conveniencia de volver a proponer “las grandes preguntas acerca del ser hombres” y los “grandes valores del matrimonio y de la familia cristiana…en este tiempo marcado por el individualismo y el hedonismo”. Exhortan además a “acoger a las personas con su existencia concreta” y recuerdan que el mensaje cristiano armoniza la misericordia con la verdad, “que en Cristo convergen” (n. 11).

II Parte – La mirada fija en Cristo: el Evangelio de la familia

La condición decisiva para afrontar los desafíos contemporáneos es mantener fija la mirada en Jesucristo, pues así “se abren caminos nuevos y posibilidades inesperadas” (n. 12). Reconociendo una progresiva pedagogía divina por medio de la cual “Dios comunica a la humanidad la gracia de la alianza”, la Relatio afirma que “es necesario comprender la novedad del sacramento nupcial cristiano en continuidad con el matrimonio natural de los orígenes. Así aquí se entiende el modo de actuar salvífico de Dios, tanto en la creación como en la vida cristiana” (n.13).

Jesús reafirma en los evangelios la unión indisoluble entre el hombre y la mujer y “muestra que la condescendencia divina acompaña siempre el camino humano, sana y transforma el corazón endurecido con su gracia, orientándolo hacia su principio, a través del camino de la cruz”. Su ejemplo en relación a la familia “es paradigmático para la Iglesia” y, mediante la aplicación de sus enseñanzas, él manifiesta “el verdadero significado de la misericordia” (n. 14), llevando con amor a la persona pecadora al arrepentimiento y a la conversión.

El documento afirma que la “alianza esponsal, inaugurada en la creación y revelada en la historia de la salvación, recibe la plena revelación de su significado en Cristo y en su Iglesia. De Cristo mediante la Iglesia, el matrimonio y la familia reciben la gracia necesaria para testimoniar el amor de Dios y vivir la vida de comunión” (n. 16).

La Relatio recuerda que la Gaudium et Spes dedica todo un Capítulo “a la promoción de la dignidad del matrimonio y la familia”, definiendo “el matrimonio como comunidad de vida y de amor”. Además, afirma que “el “verdadero amor entre marido y mujer” implica la entrega mutua, incluye e integra la dimensión sexual y la afectividad, conformemente al designio divino” (cfr. Gaudium et Spes, 48-49), y “subraya el arraigo en Cristo de los esposos: Cristo Señor “sale al encuentro de los esposos cristianos en el sacramento del matrimonio”, y permanece con ellos. […] De este modo, los esposos son consagrados y, mediante una gracia propia, edifican el Cuerpo de Cristo y constituyen una Iglesia doméstica, de manera que la Iglesia, para comprender plenamente su misterio, mira a la familia cristiana, que lo manifiesta de modo genuino” (n. 17).

A continuación, el documento hace un recorrido sintético por algunos elementos centrales del Magisterio pontifico post Vaticano II: la Encíclica Humanae Vitae de Pablo VI; la Carta a las familias (Gratissimam Sane) y la Exhortación Apostólica Familiaris Consortio de San Juan Pablo II; las Encíclicas Deus Caritas Est y Caritas in Veritate, de Benedicto XVI, y la Encíclica Lumen Fidei del Papa Francisco (n. 18-20).

La Relatio añade que “Dios consagra el amor de los esposos y confirma su indisolubilidad, ofreciéndoles la ayuda para vivir la fidelidad, la integración recíproca y la apertura a la vida. Por tanto, la mirada de la Iglesia se dirige a los esposos como al corazón de toda la familia, que a su vez dirige su mirada hacia Jesús” (n. 21). Se admite además que: “también hay elementos válidos en algunas formas fuera del matrimonio cristiano —siempre fundado en la relación estable y verdadera entre un hombre y una mujer—, que en cualquier caso consideramos orientadas a éste” (n. 22).

El documento agradece el testimonio de las familias que viven fielmente las enseñanzas del Evangelio. Reconociendo a la “Santa Familia de Nazaret” como “modelo admirable”, también afirma que el “Evangelio de la familia, alimenta también estas semillas que todavía esperan madurar, y tiene que hacerse cargo de los árboles que han perdido vitalidad” (n. 23). Por ello indica que, “sin disminuir el valor del ideal evangélico, hay que acompañar con misericordia y paciencia las etapas posibles de crecimiento de las personas que se van construyendo día a día” (n. 24).

Hacia “las personas que han contraído matrimonio civil, que son divorciados y vueltos a casar, o que simplemente conviven” (n. 25) y hacia los jóvenes que desconfían del compromiso conyugal, la Iglesia ha de mostrar la “divina pedagogía de la gracia” en la vida de estas personas “y ayudarles a alcanzar la plenitud del designio que Dios tiene para ellos”. Esto requiere una atención pastoral misericordiosa y alentadora (n. 26), de “acompañamiento en la evolución hacia el sacramento del matrimonio” (n. 27), a partir de un “amor misericordioso...que…transforma y eleva... Así entendemos la enseñanza del Señor, que no condena a la mujer adúltera, pero le pide que no peque más (n. 28)”.

III Parte – La confrontación: perspectivas pastorales

La Relatio Synodi cita también “algunas cuestiones pastorales más urgentes” que han de ser iluminadas con el anuncio del Evangelio de la familia. La Iglesia está llamada a dar dicho anuncio “con ternura de madre y claridad de maestra, en fidelidad a la kenosi misericordiosa de Cristo. La verdad se encarna en la fragilidad humana no para condenarla, sino para salvarla” (n. 29).  

“Los Padres sinodales hicieron hincapié en más de una ocasión en que las familias católicas, en virtud de la gracia del sacramento nupcial, están llamadas a ser sujetos activos de la pastoral familiar” (n. 30). Para que esto se realice, es necesario “resaltar la primacía de la gracia y, por tanto, las posibilidades que el Espíritu dona en el sacramento. Se trata de hacer experimentar que el Evangelio de la familia es alegría que «llena el corazón y la vida entera” (n. 31).

“Esto exige a toda la Iglesia una conversión misionera: es necesario no quedarse en un anuncio meramente teórico y desvinculado de los problemas reales de las personas” (n. 32). “El anuncio debe hacer experimentar que el Evangelio de la familia responde a las expectativas más profundas de la persona humana” (n. 33). El documento también subraya la importancia que tiene “la lectura orante y eclesial de la Sagrada Escritura” en toda la pastoral familiar (n. 34).

“Al mismo tiempo, muchos Padres sinodales han insistido en un enfoque más positivo respecto a las riquezas de las diferentes experiencias religiosas, sin acallar las dificultades” (n. 35). “El matrimonio cristiano es una vocación que se acoge con una adecuada preparación en un itinerario de fe, con un discernimiento maduro” (n. 36). En este sentido se hace necesaria “una renovación radical de la praxis pastoral a la luz del Evangelio de la familia” (n. 37). Se hace necesaria también “una evangelización que denuncie con franqueza los condicionamientos culturales, sociales, políticos y económicos… que impiden una auténtica vida familiar” (n. 38).

La Relatio también pide la renovación de la preparación de los prometidos al matrimonio, incluyendo especialmente “un compromiso mayor de toda la comunidad cristiana” (n. 39). Además, señala la importancia de “un acompañamiento pastoral que continúe después de la celebración del sacramento” (n. 40).

“Es preciso que en la propuesta eclesial, aun afirmando con claridad el mensaje cristiano, indiquemos también los elementos constructivos en aquellas situaciones que todavía no corresponden o ya no corresponden a dicho mensaje” (n. 41). Entre dichas situaciones se encuentra un “creciente número de parejas (que) conviven ad experimentum, sin matrimonio ni canónico, ni civil”, en formas diversas y por causas distintas (n. 42). “Se trata de acogerlas y acompañarlas con paciencia y delicadeza” (n. 43).

“La experiencia muestra que, con una ayuda adecuada y con la acción de reconciliación de la gracia, un gran porcentaje de crisis matrimoniales se superan de manera satisfactoria” (n. 44). Por tal motivo, en “el Sínodo resonó con claridad la necesidad de opciones pastorales valientes” (n. 45). “Ante todo, hay que escuchar a cada familia con respeto y amor, haciéndose compañeros de camino como Cristo con los discípulos en el camino de Emaús” (n. 46). “Hay que acoger y valorar especialmente el dolor de quienes han sufrido injustamente la separación, el divorcio o el abandono, o bien, se han visto obligados por los maltratos del cónyuge a romper la convivencia” (n. 47).

También se hicieron varias propuestas para simplificar “los procedimientos para el reconocimiento de los casos de nulidad” (n. 48), destacando “la responsabilidad del Obispo diocesano” (n. 49). Además se hacen propuestas pastorales concretas para la atención a los divorciados (n. 49-53) y se alude brevemente a “las problemáticas relativas a los matrimonios mixtos” (n. 54).

Se retoman los criterios básicos para la atención pastoral a las personas con orientación homosexual, denunciando algunas presiones sociales y económicas al respecto (n. 55-56).

Ante la difusión de “una mentalidad que reduce la generación de la vida a una variable de los proyectos individuales o de los cónyuges”, los Padres sinodales recordaron que la “apertura a la vida es exigencia intrínseca del amor conyugal” y por ende, “la Iglesia sostiene a las familias que acogen, educan y rodean con su afecto a los hijos diversamente hábiles” (n. 57). Además, afirmaron que es “preciso redescubrir el mensaje de la Encíclica Humanae Vitae de Pablo VI, que hace hincapié en la necesidad de respetar la dignidad de la persona en la valoración moral de los métodos de regulación de la natalidad. La adopción de niños, huérfanos y abandonados, acogidos como hijos propios, es una forma específica de apostolado familiar” (n. 58).

El documento reitera que es “necesario ayudar a vivir la afectividad, también en el vínculo conyugal, como un camino de maduración, siempre en la más profunda acogida del otro y en una entrega cada vez más plena. En ese sentido, cabe subrayar la necesidad de ofrecer itinerarios formativos que alimenten la vida conyugal y la importancia de un laicado que ofrezca un acompañamiento a partir de un testimonio vivo” (n. 59).

El último tema afrontado por la Relatio es “el desafío educativo, todavía más arduo y complejo a causa de la realidad cultural actual y de la gran influencia de los medios de comunicación”. Los Padres sinodales insistieron en “que los padres puedan elegir libremente el tipo de educación que dar a sus hijos según sus convicciones” (n. 60) y en el “rol precioso de apoyo a las familias” que tiene la Iglesia, a quien se le pide “que sostenga a los padres en su empeño educativo, acompañando a los niños, muchachos y jóvenes en su crecimiento mediante itinerarios personalizados, que introduzcan al sentido pleno de la vida y susciten decisiones y responsabilidad, vividas a la luz del Evangelio”. Y añadieron: “La pastoral y una devoción mariana son un punto de partida oportuno para anunciar el Evangelio de la familia” (n. 61).

El documento concluye con una expresión de esperanza y confianza en Dios, así como de empeño en seguir el proceso iniciado: “el camino colegial de los Obispos y la implicación de todo el pueblo de Dios bajo la acción del Espíritu Santo, con la mirada puesta en el modelo de la Santa Familia, podrán guiarnos a encontrar caminos de verdad y de misericordia para todos” (n. 62).

Demos gracias a Dios por el interés que los pastores de la Iglesia han mostrado por una realidad por demás importante y decisiva para el presente y futuro de la humanidad y de la Iglesia misma.

 

NOTICIAS – CAPÍTULOS – VISITAS – REUNIONES

 

Puerto Rico – Capítulo nacional electivo

El Capítulo nacional electivo de la OFS de Puerto Rico se llevó a cabo del 26 al 28 de junio de 2015 en San Juan. Estuvieron presentes 30 hermanos de los 39 capitulares convocados y cuatro hermanos observadores. Existen varias fraternidades en dificultad. Entre las 16 fraternidades, ocho no han tenido la elección del Consejo porque los hermanos son ancianos o enfermos. Tienen necesidad de una mayor cercanía de parte de los asistentes, pero los frailes de la Custodia son pocos. El Capítulo fue presidido por María Consuelo de Núñez, Viceministra general OFS, delegada del Ministro general OFS y asistida por Fr. Fernando Samaniego, OFM, Asistente espiritual nacional de la República Dominicana, delegado de la CAS. La eucaristía de apertura fue presidida por el Custodio de los Capuchinos. El 27 de junio, como era previsto, se realizó la elección del nuevo Consejo y nuestra hermana Isabel Lima Pérez fue elegida Ministra nacional y Consejera internacional, mientras que nuestro hermano José Luis Serrano fue elegido Viceministro nacional. El domingo 28 se celebró la misa de clausura.

 

Ruanda – Capítulo nacional electivo

Del 23 al 26 julio de 2015, la Fraternidad nacional de Ruanda celebró su Capítulo nacional electivo en la parroquia de la localidad de Kivumu. Estuvieron presentes 35 capitulares. El Capítulo fue presidido por Michel Janian, Consejero de la Presidencia, delegado del Ministro general de la OFS, acompañado por Fr. Kizito Ngomanzungu, OFM, delegado de la CAS. El 23 de julio, el Capítulo fue inaugurado con la celebración de la Santa Misa, presidida por Fr. Kizito Ngomanzungu, OFM, y concelebrada por Fr. Luigi María Banderembako, OFM, nuevo Asistente nacional de la OFS de Ruanda. Concluida la Misa, Michel Janian tomó la palabra para distribuir las tareas y pedir la aprobación del orden del día del Capítulo. Al día siguiente, el 24 de julio, presentaron sus informes, respectivamente, el Ministro nacional, el Director de la formación, el Asistente nacional y el Tesorero. Michel Janian presentó el tema “¿Cómo gestionar una Orden internacional como la OFS?". El tercer día del Capítulo, el P. Kizito presentó el tema: “La misión, la espiritualidad y el carisma del hermano de la OFS”. Posteriormente se realizaron las elecciones. Edouard Kayonga fue elegido Ministro nacional y Valens Hafashimana Consejero Internacional. La misa de clausura también se celebró en la iglesia parroquial.

 

Bogotá, Colombia – Encuentro con los Superiores mayores

El miércoles 12 de agosto, en la Casa de Francisco Palau, en Bogotá, Colombia, se celebró una reunión con los Superiores mayores de la Primer Orden (2 Ministros provinciales y dos delegados) y tres Asistentes nacionales de la OFS y de la JuFra de Colombia, organizado por la Ministra nacional de la OFS, Sara Ruiz, y Fr. Amando Trujillo Cano, TOR, Asistente general OFS-JuFra. El objetivo de la reunión era fomentar el diálogo y la reflexión común de todos los participantes sobre el tema de la asistencia espiritual y pastoral a la OFS y la JuFra de Colombia, y buscar formas de fortalecer este servicio fraterno y el trabajo colegial de los Asistentes nacionales, así como fortalecer la recíproca comunión vital entre los diferentes componentes de la Familia Franciscana en Colombia, en el contexto de las oportunidades y desafíos actuales. Uno de los resultados más importantes de la reunión fue la decisión tomada por los Superiores mayores presentes de reunirse de nuevo para fomentar una colaboración más estrecha entre los componentes a través de la creación de una Conferencia de Ministros provinciales OFM, OFMCap y OFM Conv. El trabajo concluyó fraternamente compartiendo el almuerzo.

 

Bogotá, Colombia – Curso sobre la asistencia espiritual y pastoral a la OFS-JuFra

Del 13 al 15 de agosto se realizó un curso sobre la asistencia espiritual y pastoral a la OFS-JuFra en la Casa Francisco Palau, en Bogotá, Colombia, organizado por Sara Ruiz, Ministra nacional OFS, y conducido por Fr. Amando Trujillo Cano, TOR, Asistente general OFS-JuFra. El curso tuvo como destinatarios a asistentes OFS y JuFra de diversos niveles y a un buen número de franciscanos seglares. Los temas presentados fueron los siguientes: 1. OFS: Origen, historia y misión; 2. Manual para la asistencia espiritual a la OFS-JuFra; 3. Presencia activa de la OFS en la Iglesia y en el mundo; 4. Asistencia espiritual y pastoral a la OFS y a la JuFra; 5. Juventud Franciscana: Identidad, desarrollo y relación con la OFS; 6. Identidad de la OFS, y 7. Formación de una nueva Fraternidad OFS. El sábado 15 por la mañana se unieron al curso varios hermanos y hermanas reunidos para participar en el Capítulo nacional intermedio de la OFS de Colombia. El curso incluyó diversos momentos de trabajo en equipos y sesiones plenarias, enmarcadas por las celebraciones litúrgicas. El ambiente reinante fue de alegría fraterna y de participación activa.

 

Mostar, Bosnia y Herzegovina – II Congreso Europeo OFS-JuFra

El II Congreso Europeo OFS-JuFra se realizó en Mostar, Bosnia y Herzegovina, del 17 al 23 de agosto, con el tema: “Los exhorto a comportarse de una manera digna de la vocación que han recibido” (Ef 4,1). Participaron unos 100 representantes de 22 naciones en un ambiente de alegría fraterna, fe compartida y celebrada, así como de amplia y profunda reflexión. La Presidencia del CIOFS estuvo representada por Tibor Kauser, Ministro general, Chelito Núñez, Viceministra general, Ana Fruk y Attilio Galimberti, Consejeros, Andrea Odak, Consejera de la JuFra, y Fr. Amando Trujillo Cano, TOR, Asistente general OFS-JuFra. La Eucaristía de apertura fue celebrada en la Catedral de Mostar y estuvo presidida por el obispo titular de la diócesis, Ratko Perić. Los temas presentados a los congresistas cubrieron varios aspectos de la vocación cristiana y franciscana, de la vocación específica de los franciscanos seglares y jóvenes franciscanos, así como el rol de la familia en la Iglesia, y la importancia de la Eucaristía y la oración en la vivencia de las diversas vocaciones. El programa incluyó también una mesa redonda que trató los temas de pobreza, cuidado paliativo y ecología, así como la presentación de ejemplos de servicio realizado en estos ámbitos por las Fraternidades nacionales OFS y JuFra participantes. El jueves 20 se realizó una visita a la ciudad de Sarajevo, donde se celebró la eucaristía en la Iglesia de San Antonio de Padua, presidida por el obispo auxiliar de Banja Luka, Marko Semren, OFM, y se hicieron visitas guiadas a la iglesia ortodoxa y a la mezquita principal del lugar. El viernes 21 se realizó una visita a Medjugorje, donde los congresistas participaron en el rezo del rosario y la celebración eucarística vespertina. En la última noche del congreso, las fraternidades locales OFS y JuFra de Mostar ofrecieron a los congresistas un programa folclórico y un ágape fraterno. La eucaristía conclusiva se celebró el domingo 23 en la Iglesia de San Pedro y San Pablo, en Mostar, y fue presidida por Fr. Ivan Sesar, OFM, Ministro provincial de Herzegovina. En esa celebración, Tibor Kauser declaró como concluido el congreso e invitó a los seglares y jóvenes franciscanos a renovar públicamente su compromiso de seguir a Jesús según el espíritu de San Francisco, antes de recibir una bendición especial. El congreso se desarrolló armoniosamente gracias al trabajo generoso y eficaz de la comisión organizadora que contó con el decidido apoyo de las Fraternidades nacionales anfitrionas de la OFS y la JuFra. El mensaje conclusivo del congreso incluyó propuestas en cuatro ámbitos: vida de oración, vida en fraternidad, familia y compromiso social y ecológico.

 

Brasil – Capítulo nacional electivo

El Capítulo nacional electivo de la OFS de Brasil se llevó a cabo del 21 al 23 de agosto en la casa de retiros "Cenóbio de Transfiguração" ciudad de Castanhal, Pará. Estuvieron presentes 43 capitulares provenientes de 16 regiones. El Capítulo fue presidido por Silvia Diana, miembro de la Presidencia, delegada del Ministro general OFS, asistida por Fr. José Antonio Cruz Duarte, OFM, Asistente espiritual general OFS-JuFra. Estuvieron presentes los Asistentes nacionales y muchos otros Asistentes regionales y algunos Ministros provinciales de la Primera Orden. La misa de apertura fue presidida por Fr. Almir Guimaraes, OFM, Asistente nacional de la OFS. El primer día, Fr. Wellington Buarque, OFM, Asistente nacional de la JuFra, impartió una conferencia sobre el tema “Nuestro ser hoy en día: cambiar según el Evangelio para cambiar el mundo.” Ese día también se hizo la presentación de los informes del Ministro nacional, el Formador, el Presidente de la JuFra, el Tesorero y el Asistente nacional. En el segundo día, la misa fue celebrada por monseñor José María Chaves dos Reis, Obispo de la Diócesis de Abaetetuba, Pará, quien habló de la importancia de los franciscanos seglares en la Iglesia particular. Ese mismo día, también se realizaron las elecciones. Vanderlei Suélio Gomes fue elegido Ministro nacional y Consejero internacional, y María José Coelho fue elegida Vice-Ministra y Consejera Internacional sustituta. En el último día, 23 de agosto, los capitulares definieron las prioridades para el próximo trienio. La misa de clausura, en la que tuvo lugar la instalación del nuevo Consejo Nacional, fue presidida por Fr. José Antonio Cruz Duarte, OFM, Asistente espiritual general OFS-JuFra.

 

Irlanda – Capitolo nacional electivo

La Fraternidad nacional de la OFS de Irlanda celebró su Capitolo nacional electivo los días 22 y 23 de agosto en All Hallows. El Capítulo fue presidido por Michel Janian, Consejero de la Presidencia CIOFS y delegado del Ministro general, Tibor Kauser, asistido por Fr. Stephen Innes, OFMCap, delegado de la CAS. Barbara McCoole fue elegida Ministra nacional y Tony Bridgeman Consejera internacional.

 

Camerún – Capítulo nacional electivo

El Capítulo electivo nacional de la OFS de Camerún se celebró el viernes 28 de agosto en el Centro Pastoral San Jerónimo, en Kumbo. En los días anteriores al capítulo, unos 50 delegados de la mayoría de las Fraternidades locales existentes se reunieron para celebrar la conclusión del Año jubilar de San Luis, con un campamento nacional. Estuvieron presentes 23 de los 32 Capitulares convocados con derecho a voto. El Capítulo fue presidido por Attilio Galimberti, Consejero de la Presidencia CIOFS y delegado del Ministro general OFS, Tibor Kauser, asistido por Fr. Francis Bongajum Dor, OFMCap, Asistente espiritual general. Génesis Gwaimbi fue elegido como Ministro nacional y François Tabi como Consejero internacional. Tanto la misa de apertura como la de clausura fueron presididas por Fr. Felice Trussardi, OFMCap, Custodio de los Frailes Capuchinos en Camerún.

 

Madagascar – Congreso nacional de la OFS

La Fraternidad nacional OFS-Madagascar celebró su Congreso nacional del 2 al 8 de septiembre de 2015, sobre el tema: “Comprometidos a adquirir la pureza de corazón” (Regla OFS 12). El congreso se celebró en la ciudad de Manakara, en la diócesis de Farafangana. Estuvieron presentes más de 300 miembros de la OFS, la Jufra y la Nifra, procedentes de toda la isla. Algunos viajaron durante tres días, recorriendo más de 2.000 kilometros. La Presidencia del CIOFS estuvo representada por Jenny Harrington, Consejera de la Presidencia para el área de habla inglesa y delegada por Tibor Kauser, Ministro general OFS, por Michat Raout Legrand, Consejera de la Presidencia para la Jufra, y por Fr. Francis Bongajum Dor OFMCap, a nombre de la CAS.

El Consejo Nacional de la OFS-Madagascar quiso celebrar el congreso en la ciudad de Manakara ya que está situada a unos cuarenta kilómetros del pueblo donde vivió y murió Lucien Botovasoa, terciario franciscano que murió en 1947 y cuya causa de beatificación ha sido introducida. Aunque la Diócesis de Faranfangana cuenta con la presencia de la OFS desde los años 40, gracias al empeño de los misioneros jesuitas, no fue sino hasta principios de 2015 que la primera congregación franciscana se estableció ahí: las FMM.

Estuvieron presentes los Asistentes nacionales Fr. Ratefiarison Jean Berchmans, OFM, y Fr. Joseph Antoine Razafimahafaly, OFMCap, así como ocho Asistentes regionales y locales. El jueves 3 de septiembre, Mrg. Alfredo, obispo de Mananjary y Administrador Apostólico de la Diócesis de Farafangana dió la bienvenida a los participantes del congreso. Él presidió la Eucaristía y luego dio una conferencia sobre la carta encíclica Laudato si’, en el cuidado de la casa común, del Papa Francisco. Entre otras actividades y charlas, Fr. Francis dio una charla sobre la Doctrina Social de la Iglesia y, a continuación, una jornada de formación para los Asistentes espirituales OFS-JuFra. Jenny Harrington hizo una presentación sobre la teología del cuerpo y Michat Raout Legrand dio una charla sobre la relación entre la OFS y la JUFRA. Además, los participantes celebraron un Capítulo deliberativo para reflexionar juntos sobre algunos temas de interés común. Un día antes del final del congreso, los participantes hicieron una peregrinación al lugar de la ejecución de Lucien Botovasoa.

Original Italian text:

IMPORTANZA DELLA FAMIGLIA PER L'OFS E PER LA GIFRA

Contribute a better translation

 

 

Gran Bretaña – Visitas fraterna y pastoral y Capítulo nacional electivo

Las visitas fraterna y pastoral al Consejo nacional OFS de Gran Bretaña se realizaron del 24 al 27 de septiembre. El Capítulo electivo de Gran Bretaña se celebró el día el 26 de septiembre de 2015, en el Centro de retiros de los Oblatos, en Crewe, Cheshire. 23 capitulares estuvieron presentes, además de tres Asistentes nacionales y algunos observadores. El Capítulo fue presidido por Tibor Kauser, Ministro general OFS, asistido por Fr. Francis Bongajum Dor OFMCap, Asistente general OFS-JuFra. Los capitulares votaron la propuesta de Paula Pearce, Ministra nacional saliente, de añadir tres miembros más al Consejo nacional, uno para la “presencia en el mundo”, otro para la Juventud Franciscana y un tercero sin una responsabilidad fija.

Paula Pearce fue reelegida como Ministra nacional e, ipso facto, como Consejera internacional, según los Estatutos Nacionales OFS de la Gran Bretaña. Andrea Hambelton fue elegida Viceministra e, ipso facto, Consejera internacional substituta. Las visitas fraterna y pastoral y el Capítulo electivo concluyeron con la Santa Misa presidida por Fr. Francis Bongajum Dor OFMCap, el domingo 27 de septiembre. En su homilía conclusiva, Fr. Francis agradeció a todos su presencia, el servicio dado a la Fraternidad nacional y la participación en ambos eventos. Inspirándose en las palabras del Papa Francisco a los religiosos, los instó a “mirar hacia el pasado con gratitud, vivir el presente con pasión y abrazar el futuro con esperanza.” Todo concluyó con el almuerzo que precedió a la despedida de los participantes.

 

[1] «Los desafíos pastorales de la familia en el contexto de la evangelización», en News.va, Official Vatican Network, en Internet (10.05.15): http://www.news.va/es/sites/synod2014.

[2] Sínodo de los Obispos, III Asamblea general extraordinaria, “Los desafíos pastorales de la familia en el contexto de la evangelización”, Relatio Synodi”, Ciudad del Vaticano, 18 de octubre de 2014, en Internet (10.05.15):  http://www.vatican.va/roman_curia/synod/documents/rc_synod_doc_20141018_relatio-synodi-familia_sp.html